86625836 Sedna

Siempre es una buena noticia conocer a la familia. Especialmente si es muy muy lejana. Esta mañana, gracias al telescopio japonés Subaru, hemos conocido a V774104: el objeto del Sistema Solar más alejado del que tenemos noticia hasta la fecha.

Y no sólo eso, por la tarde descubríamos a GJ 1132b, un exoplaneta rocoso de un tamaño muy parecido a la tierra que orbita alrededor de una estrella pequeña. Es, hasta la fecha, el exoplaneta más cercano al nuestro. ¿Quién dijo que las ciencias planetarias no eran interesantes?

El objeto más solitario del Sistema Solar

V774104 tienen entre 500 y 800 km de ancho y está aproximadamente 103 veces más lejos del Sol de lo que está la Tierra (a tres veces la distancia que nos separa de Plutón) y desbanca a Eris, otro planeta enano descubierto hace ahora 10 años, que hasta hoy estaba considerado como el objeto más lejano del sistema solar.

A esas distancias, todo se vuelve un poco complejo. No está muy claro como puede haber objetos con órbitas tan alejadas y excéntricas: al menos, los modelos que hoy tenemos sobre la formación del Sistema Solar apuntan a que o bien son objetos que modificaron su órbita por la presencia de otros planetas (que abandonaron el sistema hace mucho tiempo) o son objetos robados a otras estrellas. Sea como sea, V774104 se incorpora a la familia solar tras su puesta de largo en la Reunión Anual de la División de Ciencias Planetarias de la AAS.

No obstante, es pronto para lanzar las campanas al vuelo. Los científicos llevan muy poco tiempo observando al V774104 como para poder determinar su órbita con seguridad. Si en algún momento su órbita se acercara más al sol, perdería buena parte de su interés científico.

Un planeta como el nuestro

Por otro lado, también hemos conocido al GJ 1132b, que como digo es el exoplaneta que nos pilla más cerca. A tan solo 39 años luz de nuestro pequeño punto azul pálido.

Desgraciadamente, según los cálculos de los científicos tiene una temperatura media de unos 260º centígrados. Así que, salvo sorpresa, no podría albergar agua líquida.

Aunque eso no lo hace menos interesante, la verdad. Haber encontrado este planeta hace que sepamos que estamos en el buen camino y encontrar planetas rocosos más fríos que puedan contener vida se hace cada vez más plausible. Hoy ha sido un buen día para las ciencias planetarias

Via | Nature, MIT
Imágen | NASA
Fuente: http://ift.tt/1iWoVSg